miércoles, 28 de septiembre de 2016

Cuarto creciente


Foto: Krzysztof Cuber

 “Las enterraron vivas…”
La frase del capataz retumbaba en mi cabeza cuando entré en la cripta.
Me acerqué despacio a las tres urnas y las vi.
Tras más de cien años, sus cuerpos incorruptos parecían brillar en la penumbra, menudos y frágiles, pálidos y perfectos, de una belleza inhumana que me encogió el alma.
Sin darme cuenta, mi rostro estaba apenas a unos centímetros del de una de ellas.
Entonces, abrió los ojos y me miró. Di un respingo. Sonrió, insultante y voraz.
“Las enterraron vivas porque no supieron cómo matarlas.”

1 comentario:

  1. http://mientrasllegaelapocalipsys.blogspot.com.es/2016/09/cuarto-menguante.html

    ResponderEliminar