martes, 1 de noviembre de 2016

En mi cabeza




Foto: Más de terapia dieciséis
Tenían razón.

Siempre la tenían. Aunque no siempre se ponían de acuerdo, no podía evitar hacer caso a lo que le susurraban aquellas voces en su cabeza.

Ahora le imploraban que debía parar toda esta locura.

Pasó por encima de la mujer que se arrastraba malherida por la moqueta, sollozando.
Con una sonrisa, hundió el cuchillo entre sus omoplatos mientras pensaba que, a veces, está bien decidir por uno mismo.

2 comentarios:

  1. Esto me recuerda al típico hijo conflictivo del que los padres afirman "es buen chico, pero tiene malas amistades y peores influencias". Gran micro Óscar; como siempre, dejando un posito al que darle vueltas.

    ResponderEliminar
  2. "Hay que ver el chaval... con lo majo que era". Eso es mérito tuyo, que siempre sabes darle vueltas a todo. Muchas gracias, Sacra.

    ResponderEliminar