sábado, 11 de febrero de 2017

Mensual


Foto: Wayne Stadler
Te gustaría que la Reina Carmesí no hubiese venido a visitarte, pero ahí está, con su sonrisa ensangrentada de dientes manchados y su falsa benevolencia, para denegar tus deseos y anunciarte, una vez más, que no estarás en la ruta de la Cigüeña.

6 comentarios:

  1. Jo, Óscar. Es brillante, no creo que se pueda hacer una metáfora tan literaria a la menstruación. Un abrazo!

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias, David. La verdad es que la Reina Carmesí puede ser muy cruel cuando lo que quieres es que venga la Cigüeña.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Has dado en el clavo, Òscar. Enhorabuena por este micro tan demoledor. Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Eva. Creo que si alguien ha estado pendiente de los vaivenes de la Reina y la Cigüeña, seguro que entenderá lo que quería decir.
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Estupendo micro, Òscar, inteligente, original, desde el título hacia el final. La crueldad se acrecienta al narrarlo en segunda persona, casi cerca del oído de esa madre que no fue. Inquietante y despiadado, una joyita literaria.
    Un abrazo.
    Ariel

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por el comentario, Ariel. No quería yo ser tan despiadado pero a veces la realidad habla por sí sola. Aunque la disfraces.
      Un abrazo.

      Eliminar